AUTORIDAD. Marcelo Montenegro, ministro de Economía.

Ministro pide aprobar el PGE para la reconstrucción económica

AUTORIDAD. Marcelo Montenegro, ministro de Economía.

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, advirtió ayer que la no aprobación del proyecto de Presupuesto General del Estado (PGE-2023) en la Cámara de Diputados, es un freno a la reconstrucción económica en pleno ascenso y dijo que prefiere no pensar que la actitud asumida por algunos parlamentarios signifique un boicot a la gestión del presidente Luis Arce.

Explicó que Arce mandó el proyecto de ley con una propuesta de subir el presupuesto a 244.000 millones de bolivianos, un incremento del 3,9% respecto al actual, y una inversión pública de 4.006 millones de dólares en un momento en que subieron las tasas de interés que, en el mundo, generalmente, golpea a la inversión.

Indicó que el modelo sigue priorizando la demanda interna y la inversión pública que va colado a la inversión privada para generar índices positivos. Con respecto a la inflación, se proyecta en 3.57%, un índice que está controlado y permitirá seguir teniendo una de las inflaciones más bajas junto a China.

Ratificó la importancia del plan de sustitución de las importaciones a través de la planta de biodiésel que transformará los aceites en combustibles, permitiendo ahorrar al Estrado más de 100 millones de bolivianos, así como la planta HBO que será inaugurado a principios de 2025 y dará un ahorro sustancial.

También está proyectada la planta separadora de zinc que permitirá obtener metales valiosos dentro del zinc para poder exportarlos. Igualmente se prioriza la planta farmacéutica que recibirá más de 167 millones de bolivianos que están inscritos en el presupuesto 2023.

El gobierno apuesta al funcionamiento de la Planta Siderúrgica del Mutún y el ministro Montenegro anunció este año comenzará a producir las primeras barras de acero y eso “muestra que el presidente impulsa proyectos productivos que permite a las regiones a generar ingresos y desarrollo productivo”, acotó.

Dijo que el funcionamiento de estas plantas apoyará al pago de los bonos como el Juancito Pinto, Renta Dignidad, Bono Juan Azurduy que llegan a 4.6 millones de beneficiarios y permiten a la economía nacional tener una base donde los más desprotegidos sepan que hay un Estado que se preocupa por ellos.

En relación a la coparticipación tributaria, dijo que ha mejorado desde 2021 y este año, municipios han tenido un incremento y por eso los gobiernos subnacionales, alcaldías y universidades tienen recursos para pagar sueldos de fin de año y pagar el aguinaldo.

“Si no fuera así, no estaría bien la economía. La economía anda de manera adecuada, en una reconstrucción con crecimiento y baja inflación. Estamos confiados en que este mes de diciembre muchas actividades se van a mejorar para recuperar el tiempo perdido por el paro cívico”, dijo al canal estatal.

- Advertisement -

Fuente Erbol
También podría gustarte