Montaño dice que “comenzó golpe de Estado” al gobierno

Para el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño, el bloqueo de carreteras por parte de los transportistas, es señal de que “comenzó el golpe de Estado” contra el gobierno del presidente Luis Arce.

La autoridad de dicha repartición estatal responsabiliza a los dirigentes de la Cámara Boliviana de Transporte (CBT) Héctor Mercado y Juan Yucra, por los perjuicios que puedan ocasionar al país las medidas de presión asumidas desde ayer por la mañana.

“Entonces, de ellos (Héctor Mercado y Juan Yucra) podemos esperar todo, sin embargo, hemos demostrado en todos estos días que nuestro Gobierno ha dialogado con todos: la derecha, la izquierda, del centro; con todos”, indicó el titular de Obras Públicas, de acuerdo con una nota de Erbol.

Recordó que en días pasados, el gobierno pudo llegar a acuerdos con la Federación Nacional de Cooperativas de Transporte de Bolivia (Fencotrans) y la Cámara Boliviana de Transporte de Pasajeros, quienes descartaron sumarse a las medidas de presión de la CBT.

DAÑO ECONÓMICO

El ministro comunicó que demandará ante la Fiscalía a los afiliados del transporte pesado que provocaron daños en la Red Vial Fundamental durante la primera jornada de bloqueo que, contrariamente a los exigen, afectó el normal abastecimiento de carburantes en algunas zonas del país.

“Vamos a hacer la denuncia correspondiente a la Fiscalía y entregar estos números de placa para que la justicia asuma las acciones correspondientes y puedan resarcir los daños a todos los bolivianos. No es al Gobierno, es a todos los bolivianos porque cada boliviano aporta con sus impuestos para la construcción de estas carreteras”, afirmó.

Con fotografías de las unidades motorizadas en puntos de bloqueo, Montaño afirmó que la acción buscará que la justicia obligue a los transportistas a resarcir los daños ocasionados por quemas y material depositado en algunas vías para cumplir con el paro y bloqueo que solo a Vías Bolivia ocasionó una pérdida económica de Bs 1,5 millones.