Montaño indica que está en  riesgo un crédito millonario

El gobernador de Santa Cruz, Fernando Camacho, busca cambiar el trazo de la carretera Buena Vista-Las Cruces-Porongo y marginar de la conexión a campesinos y productores, lo que no solo representará una demora de 10 años por los estudios que deben realizarse sino poner en riesgo un financiamiento de $us 212 millones y una calificación de “inelegible” a Bolivia, informó el ministro de Obras Públicas, Édgar Montaño.

Las tres alternativas de trazo que definió Camacho beneficiarán a zonas urbanizadas de las Lomas de Arena o el Urubó, dejando al margen a regiones productoras. No solo eso, con la propuesta buscan –explicó- convertir este tramo carretero en vía departamental, cuando inicialmente se la concibió como parte de la red fundamental de Bolivia.

“Por ahí quieren llevar la carretera y dejar a un lado a los hermanos campesinos y productores, pero aquí va la alerta a los hermanos de Las Cruces, Buena Vista y de Porongo: les van a dejar a un lado, no va a pasar la carretera por esos sectores; están haciendo una nueva ruta y ahora sería departamental”, alertó en una conferencia de prensa en Santa Cruz.

Camacho informó de tres vías alternas para la construcción de esta vía, alegando cuidado de acuíferos. En puertas de la gobernación hay una vigilia de comunarios de Las Cruces, Buena Vista y Porongo que exigen la construcción de la carretera como se había trazado inicialmente, por sus beneficios para el sector productivo. La CAF-Banco de Desarrollo de América Latina “aprobó el 2018 el financiamiento para esta ruta, y además de eso existe una ley que declara Red Vial Fundamental, y lo que está proponiendo la Gobernación es rutas alternas, rutas departamentales y que, obviamente, sea responsabilidad de la Gobernación”, advirtió.

- Advertisement -

Fuente ABI
También podría gustarte