- Advertisement -

Muere el alcalde de Portachuelo e investigan a su acompañante

DECESO . Un infarto acabó con la vida del alcalde de Portachuelo, Jimmy Carlos Hurtado, quien se encontraba en un alojamiento de Santa Cruz de la Sierra la noche del miércoles. Una mujer que se encontraba en la misma habitación fue aprehendida en poder de sobres con cocaína.

El alcalde de Portachuelo, Jimmy Carlos Hurtado, falleció ayer en la madrugada en un alojamiento de la ciudad capital Santa Cruz de la Sierra. Una mujer que lo acompañaba es investigada por la Policía.

Daniel Ortuño, uno de los fiscales asignados al caso, señaló que el burgomaestre ingresó al alojamiento a las 21:30 del miércoles y su muerte ocurre entre las 00:45 y 1:00 de ayer.

Según la autopsia médico legal realizada a Hurtado, su muerte ocurrió por un infarto agudo de miocardio, conocido comúnmente como ataque al corazón. En su cuerpo no tenía ningún signo de lesión producto de alguna agresión.

La mujer que fue aprehendida en la misma habitación en la que estaba Hurtado no brindó ninguna declaración sobre la muerte de Hurtado. En poder de Brenda M. se encontró sobres con cocaína que era para su consumo personal.

El fiscal Juan Pablo Sánchez indicó que la mujer tiene antecedentes por tráfico de sustancias controladas en Brasil. Se encuentra en calidad de aprehendida y por el momento la primera imputación sobre ella sería suministro de sustancias controladas.

La Fiscalía no descarta solicitar un examen toxicológico para verificar si el Alcalde ingirió está sustancia controlada u otro medicamento.

El Concejo Municipal de Portachuelo, promulgó la “Ley Municipal de Declaratoria de Duelo Municipal”, con suspensión de actividades por 5 días.

Desde la morgue de la Pampa de la Isla fue llevado el cuerpo de Hurtado hasta Portachuelo para su velorio.

De los alcaldes de Santa Cruz elegidos en las urnas el 2021, Hurtado es el segundo que fallece, el primero fue el burgomaestre de San Javier, Daniel Añez, quien estando en La Paz le dio un edema agudo de pulmón.

Source Ronald Pérez