Municipio de Quirusilla se declara en desastre por intensas lluvias

DAÑO. Las intensas lluvias del fin de semana causaron el desborde de ríos en el municipio de Quirusillas, afectando a cultivos y comunidades que se encuentran incomunicadas por el daño también a los caminos. El municipio declaro desastre ayer.

Las lluvias intensas caídas el fin de semana causaron daños en los cultivos e infraestructura caminera en la zona de los valles en el departamento de Santa Cruz, sobre todo en el municipio de Quirusilla que se declaró en desastre tras la afectación causadas por las precipitaciones.

Según reporte de la Red Unitel, el Concejo Municipal de Quirusilla emitió la declaratoria de desastre la tarde de ayer, luego que las lluvias ocasionaran serios daños al sector productivo que teme perder su producción por el desborde de los ríos afluentes.

Según las autoridades hay zonas donde no pueden llegar con ayuda, hay varias comunidades incomunicadas. La región se encuentra con caminos cortados, lo que significa que no hay conexiones terrestres con otras regiones, en un contexto en el que tampoco se puede trasladar la producción de alimentos que se logró salvar debido a esta situación.

El subgobernador de la provincia Florida Eduardo Hurtado y el alcalde de Quirusilla, Carmelo Melendres desarrollan un mapeo de los daños ocasionados por las lluvias con equipos técnicos del Servicio Departamental de Caminos (Sedcam).

“Son nueve comunidades afectadas los sistemas de agua están colapsados. Hay cerca 800 hectáreas afectadas con producción como frejol, maíz y papa”, explicó el alcalde.

También, agrega el alcalde Melendres, hay cerca de 500 productores afectados que no tienen electricidad ni acceso a agua potable, quienes también han registrado pérdida de maquinarias, equipos y otros enseres relacionados a sus labores.

“Es preocupante lo que ocurrió en los últimos días por los desastres de la naturaleza y la situación de los productores”, señaló Hurtado, al referir que se movilizó maquinaria para abrir sendas para llegar a comunidades afectadas. “Es una zona crítica, donde sembradíos al lado del río se han perdido totalmente”, manifestó.

La autoridad municipal preocupada pide apoyo desde la Gobernación para evaluar el daño a la producción agrícola, ya que la cosecha estaba en puerta y esta situación afecta a la economía de los productores. “Es algo que no se ha visto en los últimos años y nos toca trabajar para reestablecer los caminos y la transitabilidad”, manifestó el burgomaestre.

Source Patricia Canido Aroni