Nuevas técnicas para retener humedad en el suelo agrícola

Ante el cambio climático y la escasa humedad se hace indispensable  la adecuada preparación del suelo agrícola antes del invierno. Es un factor crucial para garantizar el éxito de la producción. La sequía es uno de los problemas más comunes que atraviesan los productores, y las prácticas de agricultura regenerativa, junto con la aplicación de nuevas tecnologías, son esenciales para garantizar la productividad de los suelos.

Fernando Grajeda, jefe de Desarrollo e Investigación de Exomad, subraya que estas acciones no solo mejoran la salud y fertilidad del suelo, sino que también aumentan su capacidad para retener humedad y nutrientes, cruciales en condiciones de sequía. Entre las tecnologías emergentes destaca el uso de TecnoChar, una enmienda orgánica que ha demostrado ser efectiva en mejorar las características físicas y químicas del suelo.

LA RETENCIÓN DE LA HUMEDAD EN EL SUELO

“Es una tecnología innovadora que, debido a su alta porosidad, permite retener hasta cinco veces su peso en agua, lo que es especialmente beneficioso en épocas de sequía. Además, contribuye a una mejor estructura del suelo y a una mayor disponibilidad de nutrientes para los cultivos”, explicó Grajeda.

 En la chiquitania, donde se ha utilizado este producto, la producción de soya por hectárea se ha duplicado, pasando de 800 kg a 1.900 kg.

Es importante destacar que la implementación de estas prácticas regenerativas y tecnológicas no solo prepara mejor los suelos para resistir las durezas del invierno, sino que también promueve una agricultura más sostenible y productiva a largo plazo.