OEA: Bolivia condena irrupción; grupo IDEA rechaza asilo a Glas

DEBATE. La tarde de ayer se llevó a cabo la sesión extraordinaria de la OEA, convocada por las misiones permanentes de Bolivia y Colombia, para discutir la irrupción de la Embajada de México en Quito, Ecuador.

Bolivia condenó ante la Organización de Estados Americanos (OEA) la “flagrante y gravísima” violación a la Embajada de México en Quito, por parte de la Policía de Ecuador. Entre tanto, expresidentes del grupo IDEA rechazaron tal acontecimiento, así como el otorgamiento de asilo político al exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas.

“El presidente, el Ministerio de Relaciones Exteriores, han expresado su condena en los términos más enérgicos y enfáticos a la flagrante y gravísima violación al artículo 22 de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas de 1961 en el allanamiento armado perpetrado por la Policía de Ecuador a la Embajada de México en la ciudad de Quito, vulnerando la inviolabilidad de la sede diplomática y reduciendo por la fuerza a funcionarios diplomáticos acreditados en esta misión”, manifestó el embajador de Bolivia ante la OEA, Héctor Arce Zaconeta, durante la sesión extraordinaria de dicha instancia.

La Sesión Extraordinaria de la OEA fue convocada a pedido de las Misiones Permanentes de Bolivia y Colombia, para debatir sobre la invasión de la Sede Diplomática de México en Quito, ocurrida entre la noche del viernes y la madrugada del sábado pasados.

“En gobierno boliviano llamó en consulta a su embajadora en Quito, Segundina Flores, y ha solicitado más información al gobierno de Ecuador por los canales bilaterales, por los graves hechos junto con la Misión Permanente de la República de Colombia, hemos solicitado la realización de una sesión extraordinaria de este consejo permanente”, acotó el delegado boliviano, durante su intervención que duró poco más de tres minutos.

Entre tanto, expresidentes del grupo IDEA (Iniciativa Democrática de España y las Américas), entre los que se encuentran Carlos Mesa y Jorge Tuto Quiroga, rechazaron tanto el atentado arriba mencionado, como el otorgamiento de asilo político al exvicepresidente Jorge Glas, acusado de peculado durante su gestión junto a Rafael Correa.

“Rechazamos el otorgamiento de asilo político al exvicepresidente Glas hecho por el gobierno de México, dada su abierta contradicción con lo que prescriben la Convención Interamericana y la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción, a saber, que “el hecho de que se alegue que un acto de corrupción ha sido cometido por motivaciones o con finalidades políticas, no bastarán por sí solos para considerar dicho acto como un delito político o como un delito común conexo con un delito político”, pues lo procedente es no considerar “de carácter político ninguno de los delitos tipificados” con arreglo a dichos instrumentos internacionales”, indica.

En ese contexto, el grupo IDEA añade: “Rechazamos el atentado ocurrido contra la inviolabilidad de la sede diplomática mexicana en Ecuador por contravenir los principios de la Convención de Viena y del Derecho internacional general”.