ONU expresa “preocupación” por persecución a ambientalistas

El relator especial de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos y Medio Ambiente, David Boyd, advirtió que la situación en Bolivia es “profundamente preocupante”, con relación a la situación de los defensores de los derechos humanos ambientales.

En ese contexto, pidió al gobierno dejar de perseguir a los defensores de la naturaleza, que son “a menudo indígenas”.

“La situación en Bolivia es profundamente preocupante. El Estado debe dejar de perseguir a los defensores de los derechos humanos ambientales (a menudo indígenas), implementar leyes ambientales y cambiar la economía extractivista. Los derechos humanos dependen de una acción rápida”, posteó Boyd en su cuenta de X, el miércoles.

Franco Albarracín, abogado defensor de los derechos humanos, escribió en dicha red social que Bolivia vive “una crisis ambiental con incendios, extractivismo, contaminación y persecución a defensores ambientales”.

El jurista citó el reciente informe del Instituto de Recursos Mundiales, que reveló que la pérdida de bosques primarios en Bolivia aumentó un 27%, alcanzando su mayor año registrado por tercer año consecutivo en 2023. Bolivia es el tercer país tropical con mayor pérdida de bosques primarios, según ese reporte.

En días pasados, comunarios de Zongo denunciaron asentamientos mineros ilegales, agresiones y advertencias de desalojo a los residentes de dichas comunidades.