Pequeña empresa estancada y sin reactivación por la crisis

ESTANCADA. El secretario general de la Confederación de la Pequeña y Mediana Empresa (CONAMYPE), señaló que el sector está estancado y sin reactivación por los conflictos sociales y polarización política.

El secretario general de la Confederación de la Pequeña y Microempresa (CONAMYPE), Juan Carlos Vargas, ha señalado que la reactivación económica de la micro y pequeña empresa está estancada desde el segundo semestre de 2022.

Una de las principales causas del estancamiento es la influencia de la política en la economía. Otra causa son los conflictos sociales, bloqueos, paros y otros problemas que han surgido en el país, especialmente en Santa Cruz.

“La política se está comiendo a la economía, ya que se priorizan las disputas internas en lugar de buscar mecanismos para reactivar la economía”, expresó Vargas.

Señaló que los problemas de acceso a dólares que se requieren para importar insumos son una de las trabas que hacen menos competitivo al sector.

Vargas explica que su sector, la micro y pequeña empresa, abarca una variedad de industrias, desde la manufactura no tradicional hasta la metalmecánica, alimentos, limpieza y artesanía. Sin embargo, estas empresas han tenido dificultades para reactivarse económicamente en medio de esta situación.

El secretario general de CONAMYPE lamenta que, a pesar de ciertos indicios de una reactivación económica en el pasado, la situación se haya estancado en el último semestre del año pasado. Además, critica la falta de respuesta por parte del gobierno a las preocupaciones planteadas por su organización y otros sectores económicos.

También menciona que la competencia desleal ha perjudicado a las micro y pequeñas empresas, ya que la Ley 0181 no otorga prioridades en el acceso al mercado interno, como el mercado de compras estatales. Esto limita la capacidad de estas empresas para competir y proveer al Estado.

Juan Carlos Vargas expone la preocupación de la Confederación de la Pequeña y Microempresa sobre la falta de acción por parte del gobierno boliviano en la reactivación económica y la influencia negativa de la política en la economía. Además, señala que varios sectores, incluidas las micro y pequeñas empresas, han visto afectado su crecimiento debido a bloqueos y problemas sociales, lo que ha llevado a una difícil situación económica en el país.

Source Marcelo Huanca Dorado