Piden a instancias de DDHH velar por bienestar de Camacho

Líderes políticos de oposición se pronunciaron tras el amotinamiento, en defensa del gobernador electo de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y su esposa, Fátima Jordán, quienes se encontraban en el penal durante la trifulca en el centro penitenciario. El líder de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, consideró que la autoridad cruceña no debe seguir encarcelada en el recinto carcelero.

“El Gobernador Fernando Camacho, como preso político, no puede seguir encarcelado, y menos en un centro penitenciario donde su integridad personal y su seguridad no se puede garantizar. La  represión que Arce y Castillo están ejerciendo contra él es intolerable y debe cesar en atención al derecho humanitario, el elemental sentido de justicia y los derechos humanos”, tuiteó Mesa.

A través de la misma red social, el empresario y exministro de Economía Branko Marinkovic, pidió a las instancias defensoras de los derechos humanos manifestar su preocupación por la situación del gobernador electo y su esposa.

“Hago un llamado a la comunidad internacional, a las organizaciones de DDHH que trabajan en Bolivia y a la Iglesia Católica,  para que manifiesten su preocupación ante el gobierno de Bolivia por la situación de inseguridad del Gobernador Luis Fernando Camacho, de su pequeño hijo Rafael y de su esposa Fatima, que están dentro de Chonchocoro en un momento cuando en ese penal, se ha suscitado un motín carcelario”, tuiteó Marinkovic.

Autoridades del penal optaron por trasladar al gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, y a su familia a las instalaciones destinadas para la Gobernación del Penal. Para, de esta manera, garantizar el resguardo tanto de Camacho como de su esposa Fátima Jordán y el hijo de ambos, el pequeño Rafael. El abogado del gobernador cruceño, Martín Camacho, explicó que el traslado se realizó para proteger a Rafael, de apenas 8 meses, de los efectos producidos por los gases.