Pocas leyes aprobadas en el 2023 por disputas políticas

EVALUACIÓN.- El diputado Carlos Alarcón señaló que el 2023   ha sido un año conflictivo, no solo para la asamblea, sino también para la democracia y el Estado de derecho en el país. El 2024 será un año igual o peor

El diputado Carlos Alarcón ha reconocido que el año 2023 ha sido escaso en la aprobación de leyes beneficiosas para el país, principalmente debido a las disputas internas dentro del Movimiento al Socialismo (MAS). Aunque destacó como logros la aprobación de la Ley del Censo y la Ley del Oro, lamentó que estas sean las únicas victorias legislativas significativas.

Alarcón señaló que la situación se ha agravado con la decisión del gobierno de boicotear la Asamblea Plurinacional, argumentando la falta de mayoría parlamentaria. «Este ha sido un año conflictivo, no solo para la asamblea, sino también para la democracia y el Estado de derecho en el país», expresó.

UN AÑO CON POCOS LOGROS EN LA ALP

El diputado expresó su desilusión al hablar de los pocos logros sin represalias dentro de la asamblea. Destacó la sanción de las leyes del censo, pero lamentó que la Ley que viabiliza las elecciones judiciales haya sido sistemáticamente saboteada por el gobierno en connivencia con el Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo de Justicia.

Alarcón recordó que la Ley del Censo fue aceptada por todo el país y logró resolver un paro cívico en Santa Cruz que duró más de 37 días. Sin embargo, la esperanza de consensos y concertaciones se desvaneció rápidamente debido a las peleas internas en el MAS, lo que llevó al gobierno a darse cuenta de que no tenía la mayoría necesaria para imponer sus decisiones.

GOBIERNO BUSCA INMOVILIZAR Y SABOTEAR A LA ALP

El diputado acusó al gobierno de ejecutar un plan para anular, congelar e inmovilizar la Asamblea Legislativa Plurinacional, utilizando la jurisdicción constitucional para anular atribuciones como la interpelación. Se refirió al sabotaje a diferentes leyes y convocatorias, incluida la Ley del Oro y la prórroga de magistrados para consolidar un esquema de dictadura judicial.

Para resumir las leyes más significativas del año, Alarcón mencionó la Ley del Censo, la Ley del Oro y las modificaciones presupuestarias para 2024. Adelantó que el próximo año podría ser aún peor, ya que el gobierno pretende neutralizar y anular la Asamblea Legislativa mediante la prórroga de magistrados, convirtiéndolos en jueces de facto a partir del 2 de enero.

El parlamentario auguró un escenario sombrío para la democracia del país y expresó su preocupación por la anulación del trabajo legislativo. Agradeció el contacto y deseó un excelente 2024 para todos los bolivianos.