Por Covid, Romero no declara y anulan su aprehensión

CASO OSTREICHER. La defensa de la parte querellada dentro el caso, cuestionó la presencia de Romero en una rueda de prensa el martes por la noche, si contrajo coronavirus. El exministro deberá comparecer ante juzgados la siguiente semana.

El exministro de Gobierno Carlos Romero, no se presentó a declarar en calidad de testigo al Tribunal Departamental de Justicia de Santa Cruz, sobre el caso Ostreicher, debido a que la exautoridad argumentó que dio positivo a Covid-19, para no comparecer ante juzgados.

Álvaro La Torre, abogado de la acusada Claudia Liliana Rodríguez Espitia, adelantó que se emitirá una nueva citación para que el exministro declare la siguiente semana; sin embargo, cuestionó la presencia de Romero en una rueda de prensa el martes por la noche, si contrajo coronavirus.

“Lamentablemente el señor Romero no vino, presentó un certificado médico que tenía Covid-19 y resulta curioso que teniendo Covid-19 haya estado en conferencia de prensa. Sin embargo, se ha reclamado su declaración para la próxima semana. Estamos esperando que se emita la citación para realizarle la nueva citación con el tiempo respectivo para que él pueda asistir y aclarar que se ha dejado sin efecto el mandamiento de aprehensión que tenía”, dijo Álvaro de la Torre, abogado defensor de la parte querellada del caso.

En ese contexto, el exministro de la cartera de Gobierno deberá declarar el 25 de abril ante la justicia.

“Se ha presentado un certificado médico justificando su incomparecencia, el Tribunal ha dado por justificada la misma, se ha dejado la aprehensión en su contra y se ha dispuesto una nueva citación para el jueves 25”, dijo el abogado Álvaro La Torre, defensa de Claudia Liliana Rodríguez.

Romero debió comparecer ante juzgados la mañana de hoy a las 8:45, para declarar en calidad de testigo por la investigación a una red de corrupción y extorsión al interior del Ministerio de Gobierno, cuando él fungía como titular de dicha repartición estatal, en 2012.

El caso Ostreicher se remonta al año 2012, cuando se descubrió una red de funcionarios del Ministerio de Gobierno que habría extorsionado al empresario estadounidense Jacob Ostreicher, acusado por presuntos vínculos con el narcotráfico.

Claudia Liliana Rodríguez, es una ciudadana colombiana procesada por el supuesto delito de legitimación de ganancias ilícitas relacionada con Jacob Ostreicher.

Según la defensa de la colombiana, una supuesta red que operaba desde el Ministerio de Gobierno, a la cabeza de Fernando Rivera Tardío, exasesor legal en la gestión de Romero, se perpetró múltiples extorsiones a “cambio de favorecerla con medidas sustitutivas y otros beneficios”.

El Ministerio de Justicia aclaró que no es parte de este proceso y que este caso no es contra el exministro Romero, sino contra un particular; sin embargo, al ser convocado a declarar como testigo debe aportar elementos en calidad de testigo.