Por la crisis un 30 % del transporte pesado internacional está parado

DATO. De los cerca de  30 mil camiones de alto tonelaje que transportan las exportaciones e importaciones del país, nueve mil están parados y los otros realizan menos viajes por falta de carga a causa de la crisis y los conflictos sociales en Bolivia y en Perú.

Un 30 por ciento del transporte pesado internacional está parado por la crisis económica que vive el país, y últimamente por la falta de dólares y los conflictos sociales el Perú.

Todos estos factores han mermado las exportaciones e importaciones que realiza el país sumiendo en una grave crisis a este sector, declaró el dirigente del transporte pesado internacional, Marcelo Cruz.

El dirigente expresó su preocupación por la carencia de dólares que esta comenzando a afectar a las importaciones que operan con dólares y teme mucho que en los próximos 15 a 20  días la situación se puede agravar y el sector no tenga que transportar.

El dirigente del transporte pesado nacional Juan Yujra, por su parte, indicó que la situación se complica con los constantes conflictos sociales que afectan al país. “No hay semana que no haya bloqueo de carreteras por cualquier motivo y eso afecta no solo al transporte sino a la economía nacional”, expresó.

Indicó que no sólo un 30 por ciento del transporte esta parado, sino que la cantidad de viajes que se hacen son menores porque por los conflictos sociales se tarda más y los ingresos disminuyen.

En contrapartida  todos los repuestos y refacciones para el transporte pesado se han incrementado lo que motiva una grave crisis del sector y no hay perspectivas de recuperación por la crisis que vive el país.

LOS CARBURANTES

El dirigente Marcelo Cruz señaló que las medidas que adoptó que gobierno para controlar el contrabando no funcionará mientras no corte de raíz la internación de “autos chutos” y no limpie de corrupción los mecanismos de control del contrabando que se hacen de la vista gorda ante actos ilegales.

“Cómo cargan combustible los autos chutos, mientras quienes compramos lo hacemos con factura y cumpliendo todos los requisitos que se exigen.  Mientras haya gente dentro de las instituciones del estado que alientan el contrabando, ninguna norma funcionará”, expresó al referirse al decreto de control del contrabando.

Cruz indicó que el transporte está de acuerdo que se luche contra el contrabando, pero que esta lucha ser verdadera y no quede en anuncios.

El dirigente Juan Yujra por su parte dijo que el contrabando no sale en galones sino en cisternas.  Expresó que la Agencia Nacional de Hidrocarburos tiene todos los mecanismos para detectar quién compra más de los necesario porque en el sistema está registrada cada compra con número de placa y nombre del comprador.  “ No es posible que no se detecte estas irregularidades. Los funcionarios no trabajan correctamente o son permisivos. No hay otra explicación “, añadió

EXPORTACIONES E IMPORTACIONES MENOS

Las exportaciones totales de Bolivia, en los dos primeros dos meses de este año, respecto al mismo periodo del 2022, han caído en un 27 por ciento en volumen. Mientras a las exportaciones no tradicionales les ha ido peor porque han disminuido en un 45 por ciento respecto al mismo periodo de la gestión pasada, es decir hemos exportado 363 mil toneladas menos, según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Las importaciones de alimentos y bebidas han caído en un 11 por ciento, es decir 10 mil toneladas menos que la gestión pasada. En tanto la importación de insumos también ha sufrido una merma del 15 por ciento. Lo que equivale en volumen de estos dos rubros menos 63 mil toneladas.

SIN EL ESFUERZO DE TODOS PODEMOS REEDITAR LA CRISIS DE LA UDP

El economista Gary Rodríguez en su columna de opinión ¡Dios quiera que sean escuchados!  se refiere al comunicado de la Confederación Agropecuaria Nacional (Confeagro) de fecha 12 de abril 2023 , que  resalta  que  “Hace casi 40 años Bolivia pasaba por una grave crisis económica lo que obligó a las autoridades de esa época a aplicar drásticas medidas para revertir el descontrol de los precios, la falta de dólares, la falta de empleo y la falta de alimentos. La situación actual no será la misma, pero sin el esfuerzo de todos estaremos por el mismo camino”

Rodríguez cree que la referencia histórica aludía al doloroso episodio de la tristemente célebre Unidad Democrática y Popular (UDP), una coalición de partidos políticos de izquierda y centroizquierda “pegada con chicle” que, creyendo hacerlo bien, ciegos en sus utópicos ideales, llevaron al país a la mayor hiperinflación del mundo en aquellos años.

Recuerda que “El proceso hiperinflacionario en Bolivia se dio por la mala gestión económica de la UDP (1982-1985). Dos factores contribuyeron a ello: la crisis de la deuda externa y la crisis económica derivada de la caída del precio internacional del estaño, el populismo que provocó un alto déficit fiscal por el subsidio a las empresas públicas deficitarias y la atención de las insaciables “reivindicaciones sociales” de la otrora gloriosa Central Obrera Boliviana (COB).

El economista recuerda que la pésima gestión del gobierno de la UDP tuvo un terrible impacto sobre la economía, sumiéndola en una recesión por dos años consecutivos afectando a los más desposeídos y , provocando inestabilidad política y social, con la inevitable baja del poder adquisitivo de los salarios.

Gary Rodríguez  indicó que “De nada sirvió pretender mantener un tipo de cambio fijo para controlar la inflación, siendo que el dólar se disparó en el mercado paralelo. Por aquel entonces el Banco Central de Bolivia (BCB) compraba y vendía dólares a fin de controlar la oferta y la demanda de divisas en el país, pero, infructuosamente, puesto que, con la baja de las exportaciones de recursos extractivos no renovables, como la minería, caía el ingreso de dólares al país”.

POTENCIAL AGROPECUARIO

Destacó que el sector agropecuario, consciente del gran potencial productivo que tiene el país se comprometen, una vez más, a seguir produciendo alimentos para el mercado interno, generosos excedentes para aumentar las exportaciones y, con ello, más empleo, ingresos y divisas para el país. A  cambio piden al gobierno Seguridad jurídica, eliminando el violento asalto a los predios productivos; nuevos eventos biotecnológicos para subir la productividad; y, divisas para importar insumos, evitando que su escasez derive en un alza de precios de los alimentos”, añade.

Fuente Marcelo Huanca Dorado
También podría gustarte