Porcicultores advierten que no existen condiciones para crecer

PRODUCCIÓN. Los productores de cerdo observan dificultades para crecer más esta gestión, ya que se ven perjudicados por el desabastecimiento de la harina de soya, además de la escasez de dólar y los bloqueos recurrentes. Demandan al Gobierno ayuda a los diferentes sectores productivos con condiciones y créditos.

Los efectos de la sequía y ahora las copiosas lluvias en la siembra de granos, sobre todo soya, no sólo afectará a los agricultores con pérdidas económicas, sino también en la producción cárnica y lechera al reducir la oferta de harina de soya para avicultores, porcicultores y ganado lechero.

Por ejemplo, el presidente de la Asociación Departamental de Porcicultores (Adepor), Jorge Méndez, anticipó que las expectativas de crecimiento proyectadas por el Banco Mundial de 1,4% para el país, no generan para este sector mayor sorpresa, puesto que el sector productivo se ve afectado por los bloqueos, la sequía, escasez de diésel y ahora las lluvias.

“Cuesta producir, y por tanto no me extraña nada que el Banco Mundial diga que vamos a crecer al 1,4%, pues realmente no existen las condiciones para continuar creciendo más”, sostuvo el productor.

Según el presidente de Adepor para que en el país exista crecimiento, debe haber primero normalidad en la actividad productiva y los recurrentes bloqueos por cualquier tema no contribuyen a este objetivo.

A inicio de año, los porcicultores dieron a conocer que estaban seriamente afectados por el desabastecimiento de la harina de soya, por lo que se ven obligados a comprar la soya del ‘mercado negro’ para poder completar la alimentación de sus animales

Por esta situación, remarca Méndez los costos de producción se encarecieron hasta en Bs 1.000, hecho que estaría repercutiendo en el precio al consumidor final.

En cuanto a las cifras de producción, Méndez Roca informó que mensualmente se producen alrededor de 72,000 cabezas de cerdo en el país, de las cuales el 55% proviene de Santa Cruz. Anteriormente, este porcentaje era del 70%, destacando un cambio en los patrones de consumo hacia otras regiones del país.

A pesar de estas adversidades, el presidente de ADEPOR anticipó que están en la etapa final de investigaciones para declarar a Bolivia libre de peste porcina clásica, una enfermedad que, de ser erradicada, podría abrir las puertas para la exportación de carne de cerdo al exterior.

Source Patricia Canido Aroni