Posible alza del precio pan refleja la crisis económica

ECONOMÍA.- La falta de solución  de problemas económicos básicos, como el acceso a alimentos y transporte asequible, es una clara señal de que el modelo económico está fallando en Bolivia y requiere de urgente ajustes, según  economista Joshua Bellott .

El economista Joshua Bellott ha emitido una advertencia sobre la situación económica en Bolivia, resaltando que la incapacidad para garantizar alimentos básicos y tarifas de transporte adecuadas refleja problemas graves en el país.

Bellott hizo hincapié en la seriedad de estos problemas, destacando que tanto el acceso al transporte público como la disponibilidad de pan, un elemento esencial en la dieta diaria, están en crisis. La escasez de pan y el aumento de precios están directamente relacionados con la reducción del tamaño de los productos y el incremento en el costo de la harina, su principal insumo.

DETERIORO DE LA ECONOMÍA

El economista advirtió que estas dificultades son indicadores clave del deterioro acelerado de la economía boliviana, que ha llegado al agotamiento de varios indicadores importantes de su modelo económico. Además, resaltó la importancia de la autosuficiencia alimentaria y la necesidad de políticas que promuevan la producción nacional en lugar de depender de actividades ilegales como el contrabando.

Bellott también abordó la necesidad de establecer correctamente los derechos de propiedad para impulsar la producción y la innovación en el sector agrícola. Subrayó la importancia de un cambio de modelo económico que priorice la generación de riqueza sobre la reproducción del poder político, instando a un mayor grado de libertad económica y una reducción de la coacción estatal sobre los agentes económicos.

En resumen, Bellott advirtió que la falta de resolución de problemas económicos básicos, como el acceso a alimentos y transporte asequible, son señales claras de que el modelo actual está fallando en satisfacer las necesidades diarias de la población boliviana, y que se requieren cambios fundamentales para evitar un mayor deterioro económico.