Preocupa la brecha del dólar oficial y paralelo que es del 10%

DOLARES.- La escasez de dólares obliga a los sectores económicos a recurrir a un dólar paralelo a 7,90, superior en más del 10% al dólar oficial, lo que en los hechos implica una devaluación de facto del peso boliviano

El presidente de la Federación de Entidades Empresariales de Cochabamba (FEPC), Luis Laredo, expresó su preocupación sobre la creciente escasez de dólares en el país y la creciente dependencia del mercado paralelo, lo que, según él, implica una devaluación de facto del peso boliviano.

Laredo señaló que la situación es alarmante, especialmente cuando la brecha entre el dólar oficial y el paralelo supera el 10%. Esta disparidad se traduce en dificultades para realizar transferencias bancarias para la adquisición de insumos, obligando a algunos sectores a recurrir al mercado paralelo. Además, las comisiones bancarias para transferencias en moneda extranjera también están alcanzando niveles elevados, oscilando entre el 9.5% y el 11%, lo que se traduce en un encarecimiento del costo final de los productos entre un 10% y un 15%.

NO HAY MEDIDAS PARA CORREGIR LA CRISIS

El líder empresarial enfatizó que el gobierno parece no reconocer la gravedad de la situación económica y la necesidad de cambiar el modelo económico actual. Advierte que, si no se toman medidas, se avecinan tiempos difíciles para la economía boliviana, especialmente considerando los desafíos sociales y políticos que también afectan al país.

Laredo abordó las repercusiones de las medidas en la economía argentina, destacando la afectación al sector empresarial. Señaló que, aunque las restricciones gubernamentales han reducido el comercio informal y el contrabando, también han generado un aumento en los precios de los productos importados legalmente.

BOLIVIA DEBE PREPARASE PARA COMPETIR EN EL MERCOSUR

En cuanto a las exportaciones bolivianas, Laredo expresó la necesidad de una mayor colaboración entre el gobierno y el sector exportador. Señaló que el país debe prepararse para competir en el Mercosur y buscar nuevos mercados internacionales. Sin embargo, lamentó la falta de incentivos gubernamentales y la ausencia de una sinergia efectiva para impulsar las exportaciones.

El  presidente de la FEPC hizo un llamado a la reflexión y la cooperación entre el gobierno y el sector privado, instando a la adopción de estrategias que impulsen el desarrollo económico y minimicen los impactos negativos de las medidas actuales.

Source Marcelo Huanca Dorado