- Advertisement -

Presidente de la CAO pide “más acción y menos destrucción”

PREOCUPACIÓN. El presidente de la CAO lamentó que la clase política no agilice la solución al prolongado bloqueo carretero del país, por ello demando “más trabajo y menos política, más acción y menos destrucción”, para garantizar la provisión de alimentos a los bolivianos.

El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), José Luis Farah lamentó el poco interés de las autoridades políticas en solucionar los bloqueos, que hoy ingresan al décimo segundo día en todo el país. En tan sentido demandó de las autoridades “más trabajo y menos política”, además de “más acción y menos destrucción”.

El líder productor preocupado por la situación asegura que los cortes de carreteras perjudican la normal distribución de alimentos a las ciudades y la provisión de insumos requeridos en las propiedades productoras para los cultivos o producción de carnes.

“Estamos día a día trabajando para llevar alimentos a todos los bolivianos y es entorpecidos por estos bloqueos, lo cual afecta y ya hay escasez e incrementos de algunos productos. Esto no es bueno para el país, debemos tener más trabajo, más dinamismo y más empuje”, expresó Farah.

El sector agropecuario aún no cuantificó los daños económicos por los bloqueos, aunque anticipan la afectación en la llegada de productos a los mercados. “Hay faltante de diésel, no llegan los insumos a las unidades productivas, no llegan los alimentos a los centros de abastecimiento, ya son 11 días (hasta ayer) de bloqueos. Creo que los que realizan deben sentarse en una mesa y avanzar, el país no puede estar paralizado”.

Comentó que en 30 días puede haber disminución en la producción de pollo, algo que también irá en contra del consumidor final porque los precios tienden a subir.

Para Farah la solución es urente y remarca que las repercusiones se sentirán en lo sucesivo, entre 30 a 40 días, en especial en el eslabón productivo de los pollitos bebé y las granjas. “Nosotros como productores estamos trabajando día a día para llevar alimento a todos los bolivianos y nos vemos entorpecidos por estos bloqueos”, indica.

Farah advierte que aunque el daño para cada sector todavía no han cuantificado, pero “la falta en la llegada de insumos a las unidades productivas o que los productos lleguen a comercializarse en los centros de abastecimiento, y eso es lo que está dañando y en algún momento va a tener consecuencias. Ya lo estamos viendo”.

En Cochabamba, los empresarios privados, cámaras de productores, avicultores, constructores, gastronómicos y otros sectores productivos manifestaron este jueves su rechazo a los bloqueos que tienen por 11 días aislados al departamento y solicitaron acciones concretas para resolver el conflicto. Pidieron al Comité Cívico a que convoque a una Asamblea de la Cochabambinidad.

“Ratificamos el estado de emergencia de todo el empresariado cochabambino y advertimos que el aparato productivo afronta un daño económico irreversible de más de 940 millones de bolivianos a la economía departamental”, dijo Luis Laredo, presidente de los empresarios, al leer un pronunciamiento.

Source Patricia Canido Aroni