ENCARCELADOS. A algunos, sus familiares nunca han podido visitarlos en prisión.

Presos políticos de Bukele más de un año olvidados

PROCESADOS. Fueron funcionarios en los anteriores gobiernos de El Salvador y los capturaron como respuesta propagandística del gobierno ante los señalamientos de Estados Unidos a funcionarios del actual presidente por corrupción.

ENCARCELADOS. A algunos, sus familiares nunca han podido visitarlos en prisión.

Al médico Ever Henríquez Cruz lo cambiaron de cárcel sin que su familia se diera cuenta. Si su esposa y su hermana lo supieron fue por casualidad, cuando en un recibo que les dieron tras pagar la alimentación del preso vieron que la prisión donde había estado ya no era la misma. Así han pasado el año y dos meses largos de este hombre, uno de los presos políticos del gobierno de Nayib Bukele, sin que su familia apenas se entere de su suerte tras las rejas.

Cuenta Ivania Cruz, hermana de Ever, que pasaron seis meses hasta que Osiris Luna Meza, el jefe de prisiones del gobierno Bukele, dejó a un abogado entrar al penal La Esperanza en Mariona, la cárcel más grande del país, a ver al reo. Ahí habían llevado en abril de 2021 a Ever y a otros cinco funcionarios municipales del partido FMLN, de oposición, bajo cargos de negociaciones ilícitas.

Uno de los acusados junto a Henríquez Cruz es Francisco Irezi, exalcalde de Zacatecoluca, una ciudad ubicada cerca de la costa salvadoreña, y en su momento miembro de la dirigencia del FMLN, el partido de izquierda que gobernó El Salvador de 2009 a 2019 y al que perteneció Nayib Bukele. A Irezi lo enviaron al llamado sector 9 de Mariona, como se conoce popularmente al Penal La Esperanza, donde guardan prisión otros reos de alto perfil. A Ever lo mandaron al sector 2, uno más hacinado, peligroso e insalubre.

Las noticias que dio el abogado que vio a Ever en la cárcel eran alarmantes: había bajado treinta libras, tenía hongos por todo el cuerpo y casi ninguna atención médica. Además, dijo el abogado, lo habían golpeado.

Ever Henríquez Cruz es uno de media docena de exfuncionarios del FMLN y el derechista partido ARENA, también de oposición a Bukele y el cual gobernó el país después entre 1989 y 2009, a los que el gobierno ha acusado de corrupción, negociaciones ilícitas y fraude. Uno de ellos es Ernesto Muyshondt, exalcalde de San Salvador y en algún momento cercano a Bukele, quien en una ocasión que salió de la cárcel para atender una audiencia judicial confirmó abusos como los relatados por el abogado de Henríquez Cruz.

“Estoy siendo sumamente maltratado y provocado en el centro penitenciario, han llegado al extremo de meterse en la celda y me han hecho fotos mientras duermo. Me han amarrado, me han golpeado y me han fotografiado semidesnudo”, dijo Muyshondt a principios de este año desde el centro judicial de San Salvador.

Fuente Infobae
También podría gustarte