ACUERDOS. La Confederación Nacional de Agricultura de Bolivia (CONFEAGRO) se reunió en Cochabamba.

Productores en emergencia, piden reunión con el Gobierno

BUSCAN SOBERANÍA ALIMENTARIA, SER PRODUCTIVOS Y EXPORTADORES

PEDIDO.  Productores de Bolivia, instan al Gobierno a una reunión para concretizar el uso de tecnología y biotecnología, aseguran que a esta necesidad se han sumados otros sectores productivos como la Cámara de Pequeños Productores del Oriente (CAPO) e interculturales.

ACUERDOS. La Confederación Nacional de Agricultura de Bolivia (CONFEAGRO) se reunió en Cochabamba.

El presidente de la Confederación Nacional de Agricultura de Bolivia (CONFEAGRO), Oscar Mario Justiniano, informó que luego de la reunión que sostuvieron con todos los sectores productivos del país se declararon en emergencia. Piden al Gobierno la rápida atención a sus tres principales demandas para evitar el desabastecimiento de productos alimenticios de la canasta familiar: Uso de biotecnología, apertura de mercados y acciones a los avasallamientos.

“Es urgente la aprobación de eventos genéticamente mejorados en maíz, soya, trigo, algodón y otros cultivos, para que no se repita el desabastecimiento actual; se debe parar los avasallamiento dando cumplimiento estricto a la normativa vigente; realizar gestiones para prevenir que la crisis en el sector bananero se profundice y evitar los conflictos para garantizar la libre transitabilidad de los productos agropecuarios. De esta manera, tendremos un país soberano en el tema alimentario, productivo y exportador, con mayor bienestar para las familias bolivianas” precisó Justiniano quién agregó “Lo que estamos planteando es que llamemos a una reunión al gobierno para concretizar el uso de tecnología y biotecnología que no es solo pedido de la confederación sino se han sumado los pequeños productores del oriente (capo) y productores interculturales ante esta necesidad que es vital” remarcó.

Justiniano destacó los precios récord del elevado costo del maíz que superan los 100 bolivianos por quintal, les está generando grandes pérdidas a los productores pecuarios en todo el territorio nacional y esta debilitando la capacidad productiva nacional.

Enfatizó que en tanto a las exportaciones, se registran dificultades como en el caso bananero que, por la restricción en el uso de divisas para las importaciones en Argentina, 22.000 familias bolivianas de esta cadena se encuentran en una situación crítica con altos riesgos de llegar a la quiebra y quedar sin fuente de sustento. “ es urgente realizar mayores gestiones en la apertura de mercados externos para diversos productos, pero para eso tenemos que recibir apoyo del gobierno para conquistar nuevos mercados” insistió. Justiniano finalizó “Nuestro compromiso es con Bolivia, tenemos potencialidades en todas nuestras regiones para abastecer de alimentos a la población nacional, generar empleos, divisas y un mayor crecimiento económico”.

- Advertisement -

También podría gustarte