Productores rechazan los $us 347,45 de la tonelada de trigo

CAMPAÑA. Los productores rechazan el precio base de la tonelada de trigo fijada por el gobierno de $us 347,45 para este año, cifra menor al costo del año pasado un 16%. Aseguran que este precio resta incentivos al sector, a poco de iniciar la siembra de invierno.

Ante el inicio de la siembra de invierno con cultivos de rotación, entre ellos el trigo, cuyo precio de la tonelada fue fijado por el gobierno en 347,45 dólares, un 16% menos al registrado en la gestión 2023.

Para el gerente general de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Jaime Hernández, aseguró que este precio es menor al año pasado y representará un desincentivo para el productor en la próxima siembra.

“Si bien es un precio base, consideramos que no es un precio de incentivo para que realmente los productores, dadas las condiciones, se animen a sembrar trigo. Para el inicio de la siembra debería ser mejorado, de tal manera que constituya un incentivo para que el productor tome la decisión de siembra”, sostuvo Hernández.

Antes que Emapa fije el nuevo precio, el sector productivo sugirió mantener el precio de la tonelada de trigo $us 415, el mismo que se manejó en la gestión 2023.

A su vez, Hernández sostuvo que la campaña venidera tendrá altibajos. “La expectativa que tiene hoy por hoy el productor es que el precio de compra de trigo de Emapa para esta campaña de invierno sea por lo menos de más de 400 dólares por tonelada. No olvidemos que los costos de producción se han visto incrementados precisamente por la falta de divisas”, sostuvo el gerente de Anapo.

Desde la entidad productiva advierten que las perspectivas climáticas para la campaña de invierno no son las mejores, por lo que considerar traer un trigo de importación, sumado a la falta de disponibilidad de divisas, no es la alternativa más viable a diferencia de incentivar la producción nacional de trigo.

Para la campaña de invierno 2024, Anapo tiene previsto sembrar 130.000 hectáreas de trigo, complementa Hernández. “Los productores en el marco de una rotación de cultivo y de un manejo conservacionista que hacen, van a sembrar con seguridad los cultivos de sorgo, maíz, trigo, girasol y chía principalmente. En el caso de trigo, hay buenas perspectivas para que se pueda dar una importante área de siembra”, señaló.

Según datos de Anapo, en 2023 se obtuvo una producción total de 136.000 toneladas de grano de trigo, que representan un aumento del 31% con relación a la producción del invierno anterior (del 2022).

Source Patricia Canido Aroni