- Advertisement -

Productores reportan avance del 60% en siembra de verano

SUPERFICIE. La falta de lluvias durante el mes de diciembre retraso la siembra de verano en Santa Cruz, que a la fecha tiene un avance del 60% y esperan que las precipitaciones persistan para garantizar el rendimiento de los cultivos. Se tiene proyectada una superficie de 1.214.000 hectáreas para soya.

Las lluvias caídas en las últimas semanas permitieron avanzar en la siembra de granos de la campaña de verano a un 60%. Sin embargo, los productores aun aguardan las lluvias más intensas para llegar a la superficie proyectada que es de 1.3 millones de hectáreas en la presente siembra.

Por el retraso en las precipitaciones pluviales, las actividades de campo se vieron disminuidas en diferentes regiones del departamento, por ello los productores no garantizan alcanzar el 100% de las proyecciones previstas para el 2023 – 2024.

El gerente general de la Asociación de Productores de oleaginosas, trigo y sorgo (Anapo), Jaime Hernández explicó que aún están dentro del periodo de siembra hasta mediados de enero, tiempo en que confían que las lluvias generen la humedad necesaria del suelo. “Tenemos todavía una época de siembra adecuada hasta por lo menos en la primera semana de enero, de acuerdo a los pronósticos hay lluvias previstas y eso ayudaría a avanzar en la siembra”, remarca Hernández.

Hernández agrega que las lluvias aún son reducidas en el área este del departamento, correspondiente a Pailón, Pailón Sur, Pozo del Tigre, Tres Cruces.

Según los datos de Anapo, se tiene proyectada una superficie de siembra de 1.214.000 hectáreas para soya, 103.500 hectáreas para maíz y 57.250 hectáreas para sorgo. La producción se encuentra con retraso debido principalmente a la falta de humedad en el suelo.

La siembra retrasada en el mes de enero puede traer consigo problemas de productividad, es decir rendimiento de los cultivos, debido a la falta de humedad del suelo. Al respecto, el gerente de Anapo remarca que no sólo se requiere lluvias previas para la siembra sino también para el desarrollo de los cultivos.

“Lo que puede afectar la falta de humedad, es el retraso en la siembra y una vez concluya la misma, lo que hay que ver es que haya la lluvia en el momento del desarrollo del cultivo que garantice los niveles de rendimiento del cultivo”, apunta Hernández.

En tanto, desde la Asociación de Productores de Maíz y Sorgo (Promasor), su presidente Mario Moreno manifestó que el sector prevé profundizar sus labores en enero, ya que son los que mayor retraso registran en la siembra.

Para Moreno, enero es un mes de buenas perspectivas y se espera alcanzar el 70% u 80% de avance, siempre que se contrarreste ese déficit de lluvias y se tenga la humedad ideal para garantizar la provisión de granos.

Moreno también señaló que hay productores que optan por sembrar sésamo, sorgo y hasta algodón porque dudan de los rendimientos por el golpe de la sequía y las plagas registradas el año pasado.

Source Patricia Canido Aroni