Propone “Devaluación Controlada” ante escasez de dólares en Bolivia

DEVALUACIÓN.- El presidente del Colegio de Economistas de Tarija, Fernando Romero, ante la escasez de dólares propone una medida controvertida pero técnicamente viable como es la  “Devaluación Controlada del Boliviano”

En medio de una alarmante escasez de dólares en el país, Fernando Romero, presidente del Colegio de Economistas de Tarija, ha propuesto una medida controvertida pero técnicamente viable: una devaluación controlada del boliviano.

“Aunque popularmente una devaluación no es bien vista, no significa que sea mala. De hecho, nuestra moneda respecto al dólar paralelo se ha devaluado hasta en un 33%, además de tener un tipo de cambio fijo de 6,96 por casi 13 años”, explicó Romero.

OBJETIVOS DE LA DEVALUACIÓN

Romero detalló que la devaluación controlada tiene varios objetivos, por ejemplo, reducir expectativas negativas y la sobre demanda del dólar.

Al ajustar el tipo de cambio oficial, se pretende disminuir la especulación y la sobredemanda de dólares que afecta actualmente a la economía.

Permitirá mayor competitividad del dólar oficial frente al paralelo, decir : hacer que el dólar oficial sea más atractivo y competitivo en comparación con el dólar del mercado negro, especialmente en transacciones informales.

Otro objetivo es estimular el sector exportador, con un tipo de cambio más favorable, se sientan incentivados a inyectar sus dólares en el sistema financiero del país, lo cual beneficiaría a la economía en general.

El dirigente gremial subrayó que la propuesta debe ser complementada con políticas fiscales y monetarias adicionales para asegurar que los exportadores encuentren atractivas las condiciones para traer sus dólares al sistema financiero boliviano.

CONTEXTO DE LA ESCASEZ DE DÓLARES

La escasez de dólares ha generado situaciones críticas en varias regiones del país. En el Desaguadero, frontera con Perú, por ejemplo, el dólar se está comprando en el mercado paralelo a 9 bolivianos, muy  por encima del precio oficial de 6,91 bolivianos. Ante esta realidad, el Colegio de Economistas sugiere un tipo de cambio oficial dentro de una banda cambiaria que oscile entre 7 y 8 bolivianos por dólar.

IMPACTO Y CONSIDERACIONES POLÍTICAS

Romero aclaró que, aunque la medida podría aliviar la escasez de dólares y reducir el tipo de cambio paralelo, no resolverá completamente el problema estructural de fondo. Sin embargo, podría evitar que la situación económica se vuelva más crítica. La escasez de dólares está provocando presiones inflacionarias, encareciendo productos importados y afectando el poder adquisitivo de los consumidores.

La devaluación controlada no solo busca mitigar la presión inflacionaria, sino también reducir la tensión política y social evidenciada en las últimas semanas. Romero cree que esta medida podría ofrecer una solución temporal que brinde esperanza y evite una demanda innecesaria de dólares, estabilizando así el mercado cambiario.

La propuesta de Fernando Romero de una devaluación controlada del boliviano llega en un momento crucial para Bolivia. Si bien no es una solución definitiva, podría ofrecer un respiro a la economía y reducir las presiones inflacionarias y sociales actuales.