Proyecto de jubilación: Médicos anuncian paro nacional de 4 días

MEDIDA. La Comisión Nacional de Salud (Conasa) anunció un paro de cuatro días, el jueves y viernes de la próxima semana, además del lunes y martes de la semana subsiguiente. Señalaron que no recibieron el documento firmado por el legislativo para levantar el tratamiento del proyecto de jubilación 035.

Un ampliado de la Comisión Nacional de Salud (Conasa) que contó con la participación de sus afiliados del país, determinó ejecutar un paro de salud por cuatro días, el jueves y viernes de la próxima semana y el lunes y martes de la subsiguiente. Esto, al no recibir una carta firmada por el presidente de la Cámara de Diputados, Israel Huaytari en la que levantaba el proyecto de ley de su tratamiento.

Rommel Pereira, vicepresidente del Colegio Médico de Bolivia, indicó que el Comité interinstitucional de los profesionales en salud continuará con las medidas de presión en espera de un espacio de diálogo y de concertación a la brevedad posible.

“Se pidió que la (ley) 035 no entre en tratamiento en la Cámara de Diputados hasta que sea consensuada con los sectores que estamos involucrados o vulnerados con este proyecto de ley”, dijo.

Así también, señaló que si en estos días reciben dicha carta para levantar el tratamiento del proyecto de ley, ellos suspenderán las medidas anunciadas, además adelantó que el paro no solo se está coordinando con el sector salud, sino con los integrantes del Comité Interinstitucional como las universidades, la Federación de Profesionales Urbanos, profesores, entre otros sectores.

Entre tanto, esta jornada la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas (Fesirmes) a través de su comité de crisis analizarán y darán a conocer las medidas de presión por parte de los trabajadores en salud de Santa Cruz. 

REALIZAN MARCHA DE TEAS

El pasado miércoles, profesionales en salud de Santa Cruz realizaron una marcha de teas exigiendo que se levante el tratamiento al proyecto de ley de jubilación. Indicaron que la normativa es atentatoria contra los derechos de los profesionales.

Source Martha Gil