DIEZMADOS. Los soldados rusos en Mariupol quedaron disminuidos por la ofensiva de Ucrania.

Putin planea evitar la salida de hombres en edad de combatir

MEDIDA. Medios independientes rusos informan que Putin planea prohibir la salida del país a todo hombre en edad de combatir a partir del 28 de septiembre. Después de la movilización parcial anunciada la semana pasada, se multiplican las colas para abandonar el territorio ruso.

DIEZMADOS. Los soldados rusos en Mariupol quedaron disminuidos por la ofensiva de Ucrania.

El sitio de información independiente para Rusia Meduza, censurado a principios de marzo por el Kremlin, afirma que según sus altas fuentes gubernamentales Vladimir Putin planea cerrar todas sus fronteras el próximo 28 de septiembre para todos los hombres en edad de combatir.

La prohibición entraría en vigor una vez que finalicen los referendos ilegales de anexión que lleva adelante en los territorios ocupados de Ucrania.

El objetivo es sumar hombres a su invasión, fuertemente golpeada por la eficaz contraofensiva ucraniana.

La posibilidad llega luego de que Putin anunciara la movilización parcial de la población. “Serán reclutados ciudadanos de la reserva y aquellos que estuvieron en el ejército que cuenten con experiencia. Todos los reclutados tendrán capacitaciones adicionales que tomarán en cuenta el conflicto militar”, dijo Putin durante su alocución.

Durante el mensaje televisado, Vladimir Putin ordenó a los jefes de todas las unidades, prestar todo el apoyo necesario y que todos aquellos ciudadanos que serán reclutados “contarán con todas las garantías sociales de los militares contratados”.

“El decreto de la movilización parcial prevé medidas para los ministros y las empresas de la industria de defensa. Tendrán que aumentar la producción de armamento y desplegar más capacidades de producción”, indicó Putin.

Además, Putin firmó ayer una ley que endurece las penas para los desertores. El jefe del Kremlin, ha aprobado una serie de reformas en el Código Penal que castigará con penas de hasta 15 años de prisión a aquellos militares que se nieguen a participar en las hostilidades.

Asimismo, quienes se entreguen al bando enemigo de forma voluntaria podrían enfrentar penas de hasta diez años de cárcel.

Otra ley firmada el sábado facilita el acceso a la ciudadanía rusa para aquellos extranjeros que se alisten en el ejército ruso, pocos días después de que Putin anunciara una movilización para reforzar a su ejército que lucha en una operación militar en Ucrania.

- Advertisement -

Fuente Infobae
También podría gustarte