ACTO. Una pasada noche de enfrentamientos en el Cristo Redentor.

Rechazan uso excesivo de la fuerza y los actos violentos en protestas

LA CIDH EN UN COMUNICADO

AVISO. Mediante un comunicado, el organismo informó que dio seguimiento al desarrollo de la serie de manifestaciones que iniciaron en Santa Cruz de la Sierra desde el 28 de diciembre, fecha que fue detenida la autoridad departamental

ACTO. Una pasada noche de enfrentamientos en el Cristo Redentor.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión (RELE) expresó su rechazo al uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía y los actos de violencia cometidos por “grupos organizados” en las protestas tras la aprehensión del gobernador Luis Fernando Camacho.

Mediante un comunicado, el organismo informó que dio seguimiento al desarrollo de la serie de manifestaciones que iniciaron en Santa Cruz de la Sierra desde el 28 de diciembre, fecha que fue detenida la autoridad departamental.

“La CIDH expresa su firme condena a todo tipo violencia y rechaza de manera enfática tanto las denuncias de uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad, como los actos violentos cometidos por grupos organizados en el marco de las protestas en los últimos días”, señala el documento.

El organismo hizo un repaso a los diferentes hechos de violencia de pasados días como el incendio de instituciones estatales, intentos de toma de instalaciones policiales. Además, según reportes del Ministerio de Gobierno, daños a 44 vehículos y 27 infraestructuras, 76 aprehendidos por destrucción o deterioro a bienes del Estado, entre otros delitos; de las cuales 24 ya habrían sido sentenciadas.

La CIDH vio con “preocupación las amenazas de grupos violentos a personas defensoras de derechos humanos y a miembros de medios de comunicación a través de las redes sociales. Esta situación genera una vulneración grave a la libertad de expresión y el derecho a defender derechos humanos, con consecuencias perjudiciales para el ejercicio de estas actividades”.

El organismo recordó que la protesta social y pacífica es un “elemento esencial para la existencia y funcionamiento de la democracia”.

Instó además a que se debe hacer un “esfuerzo para identificar si existen grupos violentos que, apartados del derecho de protesta, puedan desnaturalizarlo o bien utilicen dicho contexto para otros fines alejados de la misma, y con ello evitar escenarios de enfrentamiento y violencia extrema. Los actos de violencia o violencia sistemática no son parte del derecho de la protesta”.

La CIDH señaló que todas las personas con liderazgos políticos, deben utilizar sus posiciones de liderazgo para “contrarrestar la violencia y promover el entendimiento intercultural y el respeto a la diversidad.

La violencia puede ser acentuada o exacerbada por discursos públicos de intolerancia por parte de altas autoridades y otros liderazgos políticos”.

El organismo anunció además que hará un “seguimiento cercano” a los procesos judiciales en los que se enmarcan las detenciones realizadas, con el objetivo de monitorear el “respeto irrestricto relativos a las garantías judiciales, el debido proceso, la protección judicial y el acceso a la justicia, acorde con los estándares interamericanos”.

- Advertisement -

Fuente Erbol
También podría gustarte