CUESTIONADO. Benedicto, del ala más conservadora de la Iglesia, desaprobaba.

Revelarán los secretos de Benedicto XVI y el Vaticano

LIBRO. El asesor personal de Benedicto XVI revelará en un libro todos los secretos del difunto Papa y las tensiones en el Vaticano. El arzobispo Georg Ganswein dijo que el texto “Nada más que la verdad” surgió como respuesta a las “calumnias y oscuras maniobras”

CUESTIONADO. Benedicto, del ala más conservadora de la Iglesia, desaprobaba.

El secretario personal del difunto papa Benedicto XVI se prepara para el lanzamiento de su libro “Nada más que la verdad. Mi vida al lado de Benedicto XVI”, que intentará romper el mito instalado por el papa Francisco de que convivir con el emérito en el Vaticano era como tener a un abuelo en casa y expondrá las reales tensiones que existían entre ambos hombres vestidos de blanco.

Georg Ganswein, arzobispo de 66 años, es el autor del libro en el que narrará todas sus vivencias junto al papa Benedicto XVI, a quien acompañó desde el 2003 -cuando aún era el cardenal Joseph Ratzinger- hasta el momento de su muerte, casi 20 años más tarde.

Es por ello que es palabra autorizada para contar los más íntimos secretos que guardan las paredes del Vaticano y, según comentó, busca en esas 330 páginas responder a “las calumnias y oscuras maniobras” que trataron “en vano” de ensombrecer el legado de Benedicto.

La obra abarca desde su elección como Papa en el 2005, su renuncia en el 2013 y sus años posteriores, con su enfermedad e, incluso, sus últimas horas de vida.

Algunas de las tensiones mencionadas en el libro remiten a la postura del difunto pontífice respecto a las reformas introducidas por su sucesor, Jorge Bergoglio, que llevaban a los conservadores católicos como él a sentirse alienados. Algunas de estas medidas fue la supresión de la tradicional misa en latín, la cual consideró “un error”.

Asimismo, Ganswein menciona que Benedicto quedó “sorprendido” ante la ausencia de respuesta por parte del papa Francisco a una carta pública de 2016 firmada por cuatro cardenales conservadores en 2016, incluido el estadounidense Raymond Leo Burk.

- Advertisement -

Fuente Infobae
También podría gustarte