Rige “pacto de silencio” tras linchamiento de tres hombres

ASESINATOS . Pese a la existencia de un pacto de silencio en la localidad de Ivirgarzama, la Fiscalía ya inició la investigación de la muerte de tres hombres que fueron quemados vivos por presuntamente haber secuestrado a una pareja. También se investiga el presunto secuestro en otro proceso.

Luego de que una muchedumbre quemó vivos a tres hombres el miércoles, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, informó que lamentablemente rige un “pacto de silencio” en la localidad de Ivirgarzama del municipio de Puerto Villarroel en Cochabamba.

En Ivirgarzama nadie quiere siquiera dar pistas sobre quienes participaron del linchamiento, tan solo algunas personas bajo el anonimato señalaron que todo ocurrió porque están cansados de la inseguridad y la delincuencia.

Cabe recordar que los tres sujetos linchados fueron aprehendidos por la Policía en horas de la mañana del miércoles, acusados de haber secuestrado a un hombre y una mujer, mismos que luego fueron rescatados en un auto que terminó quemado.

Los tres presuntos plagiadores fueron llevados hasta celdas policiales, pero una turba sacó a los tres sujetos por la fuerza para torturarlos y luego quemarlos vivos hasta quitarles la vida. Las instalaciones de la Policía fueron destrozadas y quemadas por la turba.

El Ministerio Público activó dos procesos de investigación, uno por el secuestro de la pareja por parte de los sujetos que fueron linchados y el segundo proceso es por el linchamiento de estos supuestos secuestrados.

Ríos señaló que una comisión de fiscales y la Policía Boliviana están trabajando a partir de las imágenes y los audios en la identificación de personas que participaron en el cruel linchamiento y sean llevadas ante un juez.

“Como Gobierno Nacional condenamos este tipo de actos en los cuales se trata de anteponer la justicia por mano propia. De ninguna manera podemos permitir eso, vivimos en un Estado de derecho, en el cual se debe respetar el debido proceso”, expresó el Viceministro.

Se conoce que los linchados no vivían en la zona, uno era un joven de 24 años, estudiante de medicina en Cochabamba, otro era un adolescente que tenía 17 años y el tercero era un joven de 22 años.

Source Ronald Pérez