Rusia cree peligro real una Tercera Guerra Mundial

DECLARACIÓN. El diplomático ruso, Serguéi Lavrov, ve un posible conflicto bélico mundial.

Rusia continuará las negociaciones de paz con Ucrania, aseguró ayer el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, pero acusó a Kiev de “aparentar” que las lleva a cabo, y advirtió del peligro “real” de una Tercera Guerra Mundial.

“La buena voluntad tiene límites. Y si no es recíproca, no contribuye al proceso de negociaciones”, declaró Lavrov, citado por agencias de prensa rusas. “Pero seguiremos manteniendo negociaciones con el equipo enviado por (el presidente ucraniano Volodimir) Zelenski, y los contactos continuarán”, subrayó.

Pero Lavrov acusó al ex actor Zelensky de “fingir” negociar. “Es un buen actor”, dijo. Y agregó: “Si miras con atención y lees con atención lo que dice, encontrarás mil contradicciones”. Dadas las tensiones actuales, Lavrov dijo que el peligro de una Tercera Guerra Mundial era “real”. “El peligro es grave, es real, no se puede subestimar”, dijo Lavrov a la agencia de noticias Interfax.

Sobre el conflicto en curso en Ucrania, dijo que confiaba en que “todo terminará, por supuesto, con la firma de un acuerdo”. “Pero los parámetros de este acuerdo estarán definidos por el estado de los combates que habrán tenido lugar en el momento en que el acuerdo se haga realidad”, agregó.

El domingo, Ucrania propuso a Rusia dialogar junto al gran complejo metalúrgico de Azovstal, en Mariupol (sureste), donde hay atrincherados combatientes y civiles ucranianos, en una ciudad controlada en gran parte por las fuerzas rusas, anunció este domingo la presidencia ucraniana.

“Hemos invitado a los rusos a llevar a cabo una sesión especial de diálogos justo al lado de la planta de Azovstal”, declaró un consejero de Volodimir Zelensky, Oleksiy Arestovich, indicando que “esperaba la respuesta” de la delegación rusa.

En la gran fábrica de Azovstal continúan atrincherados combatientes ucranianos, faltos de comida y de municiones, y “alrededor de un millar de civiles, mujeres y niños” y “centenares de heridos”, según el presidente ucraniano.

Su homólogo ruso, Vladimir Putin, reclamó la rendición de esos últimos combatientes y pidió a su ejército que asedie “la zona de forma que ni una mosca pueda pasar”. Rusia afirma que persigue el “control total” del sur de Ucrania y de la región oriental del Donbás, para contar con un puente terrestre hacia Crimea, que Moscú se anexionó en 2014.

- Advertisement -

También podría gustarte