Sentencian a 20 y 25 años de cárcel a dos sujetos por violación

HECHOS. Dos sujetos fueron sentenciados a 20 y 25 años de cárcel por el delito de violación, respectivamente. El primer caso se registró en la ciudad de Tarija, por ello, cumplirá reclusión en el penal de Morros Blancos y el segundo caso en Puerto Villarroel, Cochabamba. 

Dos sujetos en los departamentos de Cochabamba y Tarija fueron sentenciados a prisión por el delito de violación. En el primer caso el Tribunal de Sentencia N° 1 de Ivirgarzama dictó condena de 28 años de privación de libertad a cumplir en el penal de El Abra para Ramiro C. O. de 46 años de edad, por el delito de Violación de Infante, Niña, Niño o Adolescente cometido contra su sobrina de 10 años, en el municipio de Puerto Villarroel.

La Fiscal asignada al caso, Elizabeth Betancourt Ticona, señaló que el hecho se registró en una vivienda del municipio de Puerto Villarroel, donde habitaba la víctima junto a su familia y a inicios de mes de agosto de 2022, cuando sus padres salieron a trabajar, su tío Ramiro llegó a la casa en horas de la tarde y cometió la violación. El sujeto agredió sexualmente a su sobrina en una ocasión más y después la amenazó para que no cuente lo que había ocurrido.

Después de un par de semanas, la víctima decidió hablar y contó a su maestra lo que su tío le hacía, después ella comunicó el hecho a la Defensoría de la Niñez y Adolescencia para que se promueva la denuncia ante el Ministerio Público. Días después, el agresor fue aprehendido y trasladado a celdas policiales.

El segundo caso, registrado en la ciudad de Tarija, e Tribunal de Sentencia Primero de la capital determinó la reclusión en el penal de Morros Blancos para Agapito S. O. de 56 años de edad por el delito de Violación con Agravante cometido en contra de su hija de 14 años, quien fue agredida en al menos en dos oportunidades en la gestión 2019.

De acuerdo a las investigaciones, cuando la víctima tenía 12 años de edad, fue sometida a toques impúdicos por parte de su progenitor, por ello, se fue a vivir con su hermana mayor; sin embargo, dos años después, en la gestión 2019, retornó a convivir con su padre en su domicilio de un barrio de la ciudad de Tarija, donde fue víctima de violación en dos ocasiones. El hecho fue conocido cuando la víctima contó lo ocurrido al psicólogo de su unidad educativa, quien dio parte a la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia que informó a la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) y este al Ministerio Público para la correspondiente investigación.

Source Patricia Canido – Agencias