HORIZONTE . Plantearse metas alcanzables ayuda en el diario vivir de las personas.

Sepa cómo plantearse metas realistas y positivas este año

HORIZONTE . Plantearse metas alcanzables ayuda en el diario vivir de las personas.

El deseo es un vínculo motor que diferencia a cada persona de la muerte, explica la psicóloga Ginger Ruiz de Briones. A pesar de que el deseo nunca se pueda satisfacer del todo, cada año trae consigo propuestas o metas para plantearse, las cuales definen objetivos y deseos personales.

“Es el deseo el que nos motiva a poder continuar y seguir mis propósitos: metas, desafíos, retos. Es un impulso, y como impulso también debemos saber que el deseo, debe ser un deseo que vaya conforme a lo que realmente podemos realizar”, enfatiza.

“En psicología tenemos dos tipos de motivación, tenemos motivaciones internas o intrínsecas, como también motivaciones exógenas o externas”, menciona. Estas últimas son derivadas del medio que los rodea, por ejemplo, una recompensa para cumplir un objetivo, el tener un título profesional, el tener un reconocimiento. Ruiz sugiere que para las metas del nuevo año se piense en un ABCD.

A de autoconocimiento, de aprendizaje y de alcanzable: Ruiz dice que cuando definimos metas nos olvidamos de tener un tiempo para poder comprendernos, para poder autoconocernos, para poder evaluar lo que hemos hecho durante el año anterior y aprender de eso.

Todo lo que nos proponemos debe estar dentro de nuestras posibilidades y limitaciones, es decir, ser coherentes con nuestra realidad, afirma.

Pone de ejemplo la meta de ir al gimnasio. “No me puedo proponer ir al gimnasio si antes no he creado un hábito de al menos hacer ejercicios”.

B de base: Ruiz señala que todas las metas que se establezcan deben partir de una base, como el propósito que tiene cada meta. Esto quiere decir que hay que ser intencionales. Es decir que mi meta pueda crear una trascendencia de mi hábito anterior, cada acción debe ser intencional, que nos permita superar nuestra versión anterior”, puntualiza.

Para esto también hay que basarse en el tiempo en el que se puede cumplir la meta. Y en un espacio para agradecer por lo que ha cumplido.

C de concluir y crecer. Concluir algo es no dejar abierto ese proceso que tomó una idea en construir. La profesional dice que muchas veces no llegamos a la etapa de ejecutar, y que todo solo ha quedado en pensamientos, ideas o planes.

Es por este motivo que recomienda disfrutar de los procesos y darle un mayor reconocimiento a estos. “Es el proceso el que nos va a permitir ir concluyendo e ir acercándonos a esa meta que queremos lograr”, comenta.

D de disfrutar. Esto va de la mano con lo mencionado anteriormente, de saborear cada paso que se da en el camino hacia la meta. “Una meta rígida se convierte en una obligación y no en un deseo. Entonces, una meta rígida apaga el deseo”.

AFIRMACIONES POSITIVAS

El primer paso para lograr cambios es apreciar lo que ya se tiene y lo que se es, afirma el instructor Gustavo Plaza, quien transita en el camino del yoga desde hace tres décadas.

¿Pero en qué se diferencian de otras metas o propósitos de Año Nuevo? Primero, en que se pronuncian desde el momento presente. “El afirmar ‘soy próspero, soy abundante, la abundancia fluye en mí’ sería más adecuado que pretender decir que ‘quiero tener un millón de dólares’”.

Entre las técnicas más utilizadas para ‘sembrar esta semilla’ están la meditación y el yoga Nidra.

¿Y SUS FINANZAS?

¿Qué deseo obtener este año?, es la pregunta inicial que toda persona debe hacerse antes de planificar sus finanzas anuales para alcanzar ciertas metas.

El economista Jorge Calderón Salazar sugiere pensar en esto, y decidir si se desea hacer un gasto de activo fijo (adquirir un bien), o hacer algún tipo de inversión. Se debe tener claro, los ingresos fijos y los ingresos esperados, para saber su capacidad de

Antes de planificar una nueva deuda, primero hay que revisar las que tiene pendientes, ya que el sumar una deuda más a su historial crediticio solo podría comprometer su capacidad de pago. Si lo que busca es bajar uno de los gastos fijos podrían ponerse como meta visitar tiendas o supermercados de low cost.

“Seamos mesurados, conscientes de nuestra realidad para así proyectarnos de mejor manera el futuro financiero”, enfatiza el experto como un posible propósito personal para este año que empieza.

Finalmente aconseja revisar lo que se conoce como los gastos hormigas. “Son esos gastitos a los que no les prestamos mucha atención, porque son menores a $ 2, pero si yo repito ese consumo todos los días, o todas las semanas, podría significar al menos el 15 % de su sueldo”.

- Advertisement -

También podría gustarte