Sequía agrava la pobreza del 80% de comunidades chiquitanas

POBREZA. El alcalde de San Miguel de Velasco señaló que la situación de pobreza del 80 por ciento de las comunidades se agrava con la sequía y lo que se invierte no es suficiente para mejorar su calidad de vida.

El alcalde de San Miguel de Velasco, Pedro Damián Dorado, destacó la persistente lucha contra la pobreza que afecta a un 80% de las comunidades originarias en la región chiquitana. Dorado subrayó los desafíos y avances en la gestión de recursos para mejorar la calidad de vida en estas áreas remotas.

Dorado señaló que, si bien se han logrado mejoras en la gestión de recursos y servicios para las comunidades originarias, aún queda un largo camino por recorrer. “La pobreza en estas zonas se ha mantenido arraigada debido a la complejidad de desmontar un sistema que ha dificultado el acceso a recursos esenciales en las zonas más alejadas”, expresó.

En cuanto a los avances logrados, mencionó que en los últimos años se ha flexibilizado el acceso al agua potable, un recurso vital para el consumo humano que antes escaseaba en la región. A pesar de estos avances, persisten desafíos en áreas como la salud y la educación, que requieren una política de Estado sostenida.

El alcalde destacó la importancia de garantizar el acceso a la tierra para las comunidades originarias, respetando su uso sostenible y evitando la sobreexplotación de áreas frágiles. Subrayó que esta cuestión es esencial para romper el círculo vicioso de la pobreza.

Además, Dorado resaltó la necesidad de implementar políticas más agresivas, como la construcción de una presa multipropósito para abastecer de agua tanto al consumo humano como a la agricultura. Esta medida contribuirá significativamente a la producción local y al bienestar de la población.

DEGRADACION AMBIENTAL

El alcalde también expresó su preocupación por la degradación ambiental en la región, particularmente en áreas forestales que están siendo convertidas para actividades agroindustriales. Destacó la necesidad de controlar la expansión de la soya y otros cultivos que están siendo impulsados por intereses transnacionales, lo que ha dejado un pasivo ambiental peligroso.

Dorado instó a las autoridades gubernamentales a adoptar una visión más sustentable y a trabajar en políticas de sustitución de importaciones que fomenten la producción local. Resaltó la importancia de instalar fábricas y procesadoras para dar un impulso a la economía regional y reducir la dependencia de productos importados.

Source Marcelo Huanca Dorado