Sequía pone en riesgo producción de granos y piden biotecnología

AFECTACIÓN. Los cultivos de maíz y otros granos en la zona de Cordillera y toda la región sur de Santa Cruz sufren los agudos efectos de la sequía que ha generado condiciones desfavorables para la producción, por ello desde la CAO proponen declarar desastre para activar los mecanismos de ayuda a los productores.

El presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), José Luis Farah pidió a la Gobernación de Santa Cruz emitir la declaratoria de “desastre por sequía”, fenómeno que afecta ya a 2 municipios, los cuales ya tienen su declaratoria de emergencia y desastre por sequía.

“Es necesario que todos los niveles atiendan la crítica situación de los productores que han perdido su producción por la falta de lluvias. Hay zonas donde hace más de 6 meses no llueve”, resalta Farah.

El titular productor detalló que la zona de Cordillera y parte de los valles son las áreas más afectadas, los efectos del cambio climático, siendo el maíz el cultivo más afectado por la sequía excesiva. “La falta de lluvias han generado condiciones desfavorables para la producción de maíz en una región conocida por su alta productividad en este cultivo”, sostuvo.

El presidente de la CAO señaló que aún no evaluaron completamente el grado de daño y pérdida en las zonas afectadas por la falta de lluvia. Destacó que, si se produce una disminución significativa en la producción de maíz, Bolivia se verá obligada a importar este grano de países vecinos en donde utilizan semillas mejoradas. “Es hora de comenzar a trabajar en el mejoramiento de las semillas”, enfatizó Farah.

Según Farah, la escasez de maíz afectará indirectamente la producción de pollo, huevo, leche y cerdo, ya que estos sectores dependen en gran medida de este cultivo como alimento, por ello reitera la necesidad de aprobar el uso de biotecnología.

El titular de la CAO Mencionó que los países que adoptaron semillas mejoradas experimentaron aumentos significativos en la producción agrícola. Por ejemplo, el rendimiento de la soya podría aumentar en una tonelada más por hectárea, mientras que, en el caso del maíz, los rendimientos podrían incrementarse de 4 a 8 toneladas por hectárea con el uso de semillas mejoradas.

“El aumento en la producción no solo satisface la demanda interna de maíz, sino que también abre oportunidades para exportar más soya, generando ingresos adicionales para el país”, señaló.

Farah subrayó la importancia de la biotecnología como una herramienta crucial para aumentar la productividad agrícola y reducir los costos de producción para los agricultores. “La biotecnología no solo nos ayuda a producir más, sino que también nos permite combatir plagas y enfermedades de manera más efectiva, lo que a su vez reduce los gastos para los agricultores”, agregó. Desde el COED informaron que en el municipio de Cabezas 48 comunidades son afectadas por la sequía, 1.300 familias, 8.543 hectáreas de cultivo de maíz y 5.654 hectáreas de pasto.

Source Patricia Canido Aroni