Siguen las investigaciones ante caso de estudiantes dopados

En una unidad educativa de la capital cruceña, se dio a conocer que siete estudiantes habrían sido dopados por una compañera quien presuntamente les habría invitado Clonazepam, mismo medicamento que estaría en su poder por una receta debido a que sufre un cuadro depresivo.

En esa línea, Mónica Selaez, jefa de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, junto a su equipo, acudió al lugar a realizar las investigaciones, toda vez que la unidad educativa optó por suspender a los menores, hecho que derivó en la molestia de los padres de familia.

Además, se conoce que los estudiantes consumieron las pastillas por curiosidad, sin tomar en cuenta las consecuencias.

Es por eso, que a pesar de que la Defensoría tomara conocimiento del hecho el pasado miércoles, las investigaciones del caso continúan y el equipo multidisciplinario del distrito 9 buscará completar las evaluaciones psicológicas de los menores, ya que tres estudiantes no tienen la autorización de sus padres para realizarse dicho análisis.

Por último, el estado de salud de los estudiantes, es favorable.