Starlink y sus satélites fueron afectados por tormenta solar

La Tierra se encuentra actualmente bajo el asedio de la tormenta geomagnética más poderosa de las últimas dos décadas, un fenómeno que ha puesto a los satélites de Starlink, propiedad de Elon Musk y parte integral de SpaceX, bajo una “gran presión”. 

Este evento extremo alcanzó el nivel 5, el máximo en la escala de actividad geomagnética, según informó el Centro de Predicción del Clima Espacial (SWPC) de Estados Unidos, marcando la primera vez que se registra un evento de esta magnitud desde octubre de 2003.

Musk ha expresado a través de X, anteriormente conocido como Twitter, que aunque los satélites de Starlink están enfrentando considerables dificultades, hasta ahora han logrado resistir.

“Gran tormenta solar geomagnética en este momento. La mayor en mucho tiempo. Los satélites Starlink están bajo mucha presión, pero aguantan hasta ahora”, escribió el CEO de la compañía.

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés) advirtió que una tormenta geomagnética de este calibre puede causar “problemas de control de voltaje generalizados”, e incluso algunos sistemas de red podrían sufrir colapsos completos o apagones. 

Source Infobae)