Tres policías mueren tras ser emboscados en el sur de Chile

ATAQUE. Los primeros reportes señalan que hubo un enfrentamiento, tras el cual los atacantes incendiaron la patrulla donde se trasladaban los carabineros. El presidente chileno Gabriel Boric reunió a su gabinete de crisis, y condenó el atentado.

Tres funcionarios de Carabineros de Chile, la policía uniformada de ese país sudamericano, fueron asesinados la madrugada de ayer, tras ser víctimas de una emboscada, el mismo día en que se celebra un nuevo aniversario de la institución policial.

Según los primeros reportes, hubo un enfrentamiento con un grupo de desconocidos, quienes finalmente incendiaron la patrulla policial.

«Esta madrugada recibimos la grave y dolorosa noticia de un atentado en la provincia de Arauco en el que fueron asesinados tres carabineros», informó en su cuenta de X (Twitter) el presidente de Chile, Gabriel Boric, quien viajaba a la región del Biobío para apersonarse tras el ataque. Los policías fueron encontrados calcinados dentro de una patrulla en una ruta de la localidad de Cañete, en las cercanías de la ciudad de Concepción, unos 500 km al sur de Santiago.

Según relató a la prensa la ministra del Interior y Seguridad, Carolina Tohá, «se recibió por parte de Bomberos el aviso de un vehículo incendiándose y, cuando llegaron al lugar, descubrieron que se trataba de una patrulla de Carabineros». «Al interior del vehículo, descubrieron a los tres funcionarios fallecidos, en esta condición de calcinados», agregó Tohá, que también viajó a la zona.

“NO FUE CASUAL”

Apenas se conoció la noticia, Boric reunió a su gabinete de crisis, condenó el atentado y dijo que no habría pausa en la persecución de los asesinos. «Las policías, Fuerzas Armadas y los equipos de Gobierno ya trabajan en el lugar. Les aseguro que no habrá impunidad y que daremos con el paradero de los autores de este terrible crimen. Por último, he decidido decretar Duelo Nacional por tres días en todo el país. Sepan, Carabineros de Chile, que no están solos», agregó.

El atentado ocurrió el día en que Carabineros celebra su aniversario 97. «No tengo registro en mi historia de 38 años de servicio, de la muerte de un carabinero, y no sólo de uno, sino tres asesinados de forma cruel, el día de nuestro aniversario. Esto no fue casual, no fue al azar», dijo el director general de Carabineros, Ricardo Yañez. Las actividades conmemorativas se cancelaron tras los asesinatos. La zona se encuentra bajo resguardo militar debido a los ataques incendiarios que se registran allí, atribuidos en su mayoría a agrupaciones radicales mapuches. La mortal emboscada tuvo lugar la misma semana en que la justicia declaró culpable de «usurpación violenta de predio», hurto y «atentado contra la autoridad» a Héctor Llaitul, líder de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM), una de las agrupaciones que ha reivindicado ataques incendiarios en la zona.

Source DW