Un autobús pierde el control y deja como saldo 33 muertos

PANAMÁ. El autobús lleno de migrantes perdió el control, tras caer de un precipicio, 33 personas perdieron la vida y se reportaron 36 heridos. Entre los heridos hay al menos 12 menores.

Un el vehículo viajaban 66 personas que procedían de la provincia de Darién, en la frontera con Colombia. Su objetivo final era llegar a los Estados Unidos. Al menos 33 personas murieron y más de 36 resultaron heridas, cuando un autobús que transportaba migrantes cayó a un precipicio la madrugada de ayer en el área de Gualaca, en el oeste de Panamá.

Entre los heridos hay al menos cinco menores de edad, dos de ellos con lesiones graves, según informaron los medios locales. Aún no se han dado detalles sobre la identidad de las personas fallecidas

De acuerdo con la información disponible, en el vehículo viajaban 66 migrantes en tránsito que estaban en albergues de la provincia de Darién, frontera con Colombia, y eran trasladados a otro en Chiriquí, en los límites con Costa Rica.

“Teníamos varios años que no se daban estos accidentes con buses y víctimas fatales”, comentó a EFE el subcomisionado de Tránsito de la Policía Nacional, Emiliano Otero.

El ministro de Seguridad Pública, Juan Pino, confirmó que en el transporte viajaban tanto personas nacionales de Panamá como “migrantes que estaban en tránsito” por el país.

Pino lamentó este hecho “doloso, que nadie quiere” que ocurra, y afirmó que hay que esperar los resultados de las investigaciones para saber con precisión qué causó el accidente.

Las primeras versiones indican que el conductor del autobús intentó dar un giro en la carretera, pero perdió el control, colisionó con otro y cayó al barranco.

El autobús tenía 66 ocupantes, incluido el conductor y un asistente, cuando se estrelló a unos 400 kilómetros (250 millas) al oeste de la capital, Ciudad de Panamá, dijo a los periodistas el comisionado de operaciones de tránsito de la policía, Emiliano Otero.

Fuente Infobae
También podría gustarte