Un incremento salarial del 8 % puede quebrar a varias empresas

Aceptar el incremento al salario básico nacional en 8% que exige la Central Obrera Boliviana (COB) es promover la quiebra de la empresa privada, el gobierno de Luis Arce debe pensar primero en el país antes de satisfacer el pedido de un grupo de trabajadores afines a su facción partidaria, afirmó ayer el diputado Walthy Egüez de Creemos.

“Por disputas políticas internas (del MAS-IPSP) querer quebrar a la empresa privada con un aumento salarial del 8% sería generar el descalabro de la economía nacional que ya está en crisis”, señaló.

Aclaró que la “única esperanza para la recuperación de la economía nacional” es el sector privado, conociendo que el gobierno no tiene dinero ni para pagar el combustible que la población demanda, lo que muestra que la situación es de gravedad.

Señaló, también, que en la actual situación económica la empresa privada es la que genera ingresos reales para el Estado y mantiene las fuentes de empleo actualmente existentes.

De igual forma, el gobierno debe tomar en cuenta que al primer trimestre de esta gestión, las perdidas en exportaciones suman $us 240 millones, según datos del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).