AUTORIDAD. Armin Dorgathen, presidente de Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en conferencia de prensa.

YPFB anuncia que planta de biodiesel será en Santa Cruz

PROYECTO. A fines de agosto, se conocerá la fecha de inicio de la primera planta de biodiesel de tecnología FAME se la va a construir en Santa Cruz, en instalaciones de la refinería que es la más calificada para desarrollar el proyecto de biodiesel.

AUTORIDAD. Armin Dorgathen, presidente de Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en conferencia de prensa.

El presidente de Yacimiento Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Armin Dorgathen, afirmó que en los siguientes días se darán “buenas noticias” de la marcha de proyecto de construcción de la Planta de Producción de Biodiesel, que será emplazada en el departamento de Santa Cruz.

“La primera planta de biodiesel de tecnología FAME se la va a construir en Santa Cruz, en instalaciones de la refinería. A fines de este mes estamos lanzando la noticia de la planta de biodiesel, el proyecto está en camino y vamos a tener buenas noticias a fines de este mes”, indicó Dorgathen.

La obra fue adjudicada a la subsidiria YPFB Refinación S.A., en apego al Reglamento de Contrataciones del Decreto Supremo 29506, luego de que dos convocatorias fueron declaradas desiertas.

YPFB Refinación S.A es una compañía con tecnología de punta y cuenta con una larga experiencia en la refinación de petróleo crudo y condensado, por lo que es la más calificada para desarrollar el proyecto de biodiesel.

El proyecto, que demandará una inversión de $us 387,5 millones, permitirá reducir la importación y la subvención estatal al diésel y aumentar la producción de ese combustible, en el marco de la política de seguridad energética propuesta por el Gobierno nacional.

En julio, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, afirmó que las plantas de producción de biodiésel, que se construirá en el país, permitirán sustituir un 45% de las importaciones de carburantes y ello generará un importante ahorro para el Estado boliviano.

En entrevista con France 24, la autoridad resaltó que en la actualidad Bolivia aplica un programa de sustitución de importaciones en diferentes sectores y en ese marco se construyen plantas de biodiésel, una “pequeña” que entrará en funcionamiento en 2023, y otra “grande” que operará en 2024.

“(Tales plantas de producción de biodiésel) ¿qué nos va a permitir en conjunto?, sustituir entre un 43 a 45 por ciento de las importaciones de diésel y gasolina”, dijo a la cadena de televisión francesa.

El Gobierno nacional apunta a implementar el Programa de Sustitución de Importaciones de Diésel Oil a escala nacional mediante los proyectos de Biodiésel de tecnologías FAME  (biocombustible elaborado a través de la transesterificación de aceites vegetales)
y Diésel Renovable HVO (de vegetal hidrotratado).

La materia prima para la producción de estos combustibles no es únicamente la soya, sino otras plantas como ser la Jatropha, el Totaí, el Cusi y otras, de las cuales se obtienen aceites vegetales de segunda generación que no son aptos para el consumo humano.

La implementación de biocombustibles se enmarca en la Ley 1098, artículo dos, inciso a) que establece la definición para los aditivos de origen vegetal. El producto Biodiésel FAME, debe ser empleado como un aditivo de origen vegetal para ser mezclado con combustible de origen fósil.

Asimismo, el producto Diésel Renovable (HVO) a nivel mundial es usado como aditivo para la mezcla con combustibles de origen fósil, y los estudios también determinarán el porcentaje de mezcla según exigencias del mercado.

- Advertisement -

También podría gustarte