YPFB Logística denuncia tres casos de desvío de combustible

PROCESOS. Desde YPFB confirmaron la investigación penal por el desvío de combustible en tres casos, el primero por el cobro irregular a cisternas que importan los líquidos, por la desaparición de 91.000 litros de gasolina en un sólo día y por el intento de un chofer de cargar 20.000 litros de diésel.

El gerente general de Yacimiento Petrolífero Fiscales Bolivianos (YPFB) Logística, Félix Cruz garantizó el abastecimiento de combustibles en el país. Sin embargo, en el marco de los controles realizados detectaron tres irregularidades ya denunciadas por la vía administrativa en la entidad y ante el Ministerio Público para su investigación respectiva.

Según Cruz el primer caso corresponde al cobro irregular y extorsión denunciados por los camiones cisternas que importan combustible al momento de ingresar a la refinería a dejar el combustible. “Ya hemos presentado las pruebas ante la Fiscalía para la investigación correspondiente”, cita el ejecutivo.

El segundo caso, es la pérdida de 92.000 litros de gasolina detectados en la Refinería Guillermo Elder Bell o Palmasola y por la cual 12 personas fueron aprehendidas el viernes y puestas ante el juez cautelar. 

Finalmente el tercer caso investigado al interior de YPFB Logística se registró la madrugada de ayer cuando el chófer de un camión cisterna intentó cargar 20.000 litros de diésel en la estación de servicio Ruta Norte con documentación fraguada, la orden de despacho alterada y borroneada. “Este tema tomo conocimiento las instancias legales de YPFB logística y se hizo la denuncia del caso correspondiente”, remarca Cruz.

En el caso de la desaparición d 91.000 litros de gasolina en la refinería de Palmasola, el juez cautelar determinó dejar en libertad a los 12 funcionarios aprehendidos por falta de pruebas en su contra. Decisión que el asesor jurídico Gary Ballivian aseguró que el juez no valoró otras pruebas presentadas por la estatal petrolera.

La fiscal a cargo del caso, Martha Mejía detalló, citada por ANF, que de los aprehendidos, únicamente se presentó una imputación contra el gerente y el supervisor de la planta, acusados ​​de incumplimiento de deberes y malversación. Sin embargo, para los demás implicados, no se encontraron indicios suficientes que los vincularan al presunto desvío, lo que llevó a la orden de liberación por parte del juez.

Finalmente el gerente de YPFB Logística garantizó el normal abastecimiento de combustible. Sin embargo, dejó entre ver posible futura falta sí continua el bloqueo en la ruta Santa Cruz – Cochabamba, protagonizada por los chóferes del trópico cochabambino. “Claro que los bloqueos afectan la normal llegada de los cisternas que transportan combustibles, tanto del interior como del exterior del país”, remarca Cruz.

Source Patricia Canido Aroni