- Advertisement -

Bolivia gastó $us 4.7 millones importando mercurio el 2023

MERCURIO.- El IBCE reporta un incremento en la importación de mercurio en un 97%  en volumen y en un 100% de enero a octubre del 2023 en comparación al mismo periodos del 2022

La importación de mercurio de enero a octubre de 2023 muestra una tendencia al incremento del 97% en volumen y del 100% en valor, totalizando $us4.7 millones, según el boletín informativo «Cifras» del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Rommel Saavedra, jefe de la Unidad de Asesoramiento Técnico del IBCE, resaltó que hasta octubre de 2023, las adquisiciones de mercurio desde el extranjero se duplicaron tanto en valor como en volumen, en comparación con el mismo período del año anterior.

La importación del producto por $us 4.7 millones de dólares hasta octubre sugiere que esta cifra es muy probablemente superior a diciembre, aunque aún no se disponen de los datos correspondientes a los últimos meses del año 2023.

Durante toda la gestión de 2022, se importaron $us5 millones, y hasta octubre de 2023, esta cifra casi alcanzaba los $us4.7 millones, según el informe. Consultado sobre si esto indicaba un crecimiento en la actividad aurífera, Saavedra confirmó que sí, ya que el aumento en la importación de mercurio es indicativo de la única actividad en la que se utiliza este producto.

Saavedra aclaró que, en Bolivia, el mercurio se emplea principalmente en la extracción de oro, pero no se sabe con certeza si su aplicación se ha expandido a otras actividades.

CIFRAS HISTORICAS

En cuanto a las importaciones de mercurio entre 2015 y 2021, Bolivia importó 1,285.3 toneladas, siendo Rusia el principal país proveedor en 2021, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) y del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE). En siete años, el valor importado ascendió a $us 44.1 millones.

Esta sustancia se utiliza principalmente en la explotación de oro, y se presume que una parte significativa se interna de contrabando a países vecinos que han prohibido su uso debido a la alta contaminación que provoca en suelos y ríos.

 En 2021 se internaron 106.1 toneladas, en 2020 otras 165.1 toneladas, y en 2019, 216.1 toneladas.

Aunque el Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib) sugiere que una buena parte de esta sustancia sale hacia Perú, Saavedra del IBCE señala que no existen datos oficiales sobre la exportación de este producto, por lo que no se puede afirmar nada con certeza.

Source Marcelo Huanca Dorado