El TCP admite consulta y paraliza la Ley de las Elecciones Judiciales

El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) decidió admitir la consulta de Control de Constitucionalidad que se hizo desde el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sobre la Ley Transitoria de las Elecciones Judiciales 2024.

La resolución indica “La Comisión de Admisión, en virtud a lo establecido por el artículo 114 del Código Procesal Constitucional resuelve: Admitir la consulta sobre la constitucionalidad del artículo 2 de la Disposición Adicional Sexta del proyecto de ley 144/2022-2023, denominado proyecto de Ley Transitoria para las Elecciones Judiciales 2023-2024”.

Por este motivo, el TCP dispuso paralizar el tratamiento de la Ley, hasta que se resuelva el recurso que presentó el TSJ, poniendo como plazo máximo 30 días. 

“(Se resuelve) suspender el procedimiento de aprobación del cuestionado proyecto de ley 144/2022-2023, denominado Proyecto de ley Transitoria para las Elecciones Judiciales 2023-2024, en la Asamblea Legislativa Plurinacional”, indica la resolución del Tribunal Constitucional. Es decir la Ley que fue aprobada por el Senado, quedará sin ser tratada por la Cámara Baja.

Esta determinación fue confirmada por el ministro de Justicia, Iván Lima e indicó que el Senado sería culpable de la demora en las elecciones judiciales por emitir normas contrarias a la Constitución para convocar a la preselección.

“Si se hubiera hecho un trabajo responsable, serio y con el asesoramiento de constitucionalistas que prevean que no se pueda tener ninguna duda de constitucionalidad, probablemente ya el mes de abril hubiéramos iniciado este proceso”, indicó Lima.

Con la resolución del TCP, nuevamente el proceso para las elecciones quedan paralizadas. Con la decisión que tomó el Senado se intentó acelerar el proceso porque el mandato de los magistrados actuales vences el 31 de diciembre del presente año. 

Respecto al mandato de los  magistrados, el presidente del Tribunal Supremo de Justicia, Ricardo Torres, exhortó a los diferentes órganos del Estado que se dé una solución pronta a las elecciones judiciales porque no se puede dejar al pueblo sin autoridades.

“No pueden dejar al pueblo boliviano con una vacancia del Órgano Judicial sin impartir justicia a los bolivianos, porque se ha explicado que existen competencias muy propias de los altos tribunales”, indicó Torres.

La autoridad del TSJ explicó que de no haber los altos tribunales, no se ejecutarían casos penales, se dejaría sin tutelarse recursos relativos a derechos construccionales y afectaría a la selección de jueces.

“Nuevamente reiteramos, la solución pasa porque los Órganos del Estado o, a través de una interpretación constitucional o recogiendo la jurisdicción que pueda existir, se dé solución a que el Órgano Judicial no caiga en acefalía o no tengamos las funciones jurisdiccionales que son necesarias y vitales a partir del 3 de enero del 2024”, indicó Torres.jurisdiccionales que son necesarias y vitales a partir del 3 de enero del 2024”, indicó Torres.